Empezamos a notar el cansancio. Durante el día no paramos, y no dormimos mucho, que digamos! Tras el espectáculo visual de ayer, y de haber dormido menos de 7 horas, nos levantamos y emprendemos la marcha dirección Fairbanks de nuevo. Empezamos a bajar hacia el sur. Por el camino paramos en el rocambolesco pueblo de North Pole (sí, sí, alguien tuvo la brillante idea de bautizar un pueblo con el nombre de Polo Norte). Y adivináis cuál es la gran atracción turística del lugar. Pues, aquí representa que el Papa Noel tiene su oficina y recibe las cartas de todos los niños del mundo (no sabemos cuántas de estas oficinas debe tener repartidas por el planeta…). Hay una super tienda donde se puede encontrar todo tipo de artículos relacionados con la Navidad. Muy freaky todo! Y hoy, comida para tres; nosotros dos y un Papa Noel de más de 10 metros que nos acompaña!

07_alaska_trono

Parece que los magníficos paisajes no nos abandonan. Después de Denali National Park, nos dirigimos al Wrangell – St.Elias National Park Reserve. La carretera continúa rodeada de montañas y árboles de potentes colores.

07_alaska_wrangell_bosc 07_alaska_esquirol 07_alaska_senyal_transit

Hacemos más de una parada durante el camino para descansar un poco y tomar fotos, y comprobamos lo que habíamos leído en más de una guía. Junto al ríos y lagos, está lleno de unas pequeñas moscas (o mosquitos un poco diferentes…) muy molestas. Y eso que en septiembre dicen que ya no hay tantos, pero en verano es mucho peor!
El día sigue siendo claro (no nos lo acabamos de creer) y hemos podido ver con total claridad los 3 picos más importantes del Alaska Range: Mt. Deborah (3.761 metros), Hess Mountain (3.639 metros) y Mt. Hayes (4.216 metros). También nos impresiona la “Pipeline”, la tubería que lleva el petróleo que se extrae del norte de Alaska y que llega hasta Valdez, junto al mar, donde desde allí se reparte en el resto del país en barco. Nada menos que 1.287 kilómetros de tubería (como si fuera de Barcelona a Normandía, en Francia…).

07_alaska_pipeline

Volvemos a poner gasolina y limpiamos los cristales en el pueblo de Delta Juction, donde estamos a punto de quedarnos a pasar la noche. Pero como sólo son las 18:30h, decidimos continuar un poco más y finalmente nos detenemos en el Donnelly Creek State Recreation Site. Son unas zonas de acampada estatales, donde sólo encuentras un terreno delimitado en parcelas y unos pequeños aseos (bueno, mejor dicho, un enorme agujero en el suelo). No disponen de electricidad ni duchas ni ningún tipo de servicio. La finalidad es sólo un lugar donde pasar la noche. Lo bueno es que están en plena naturaleza, y son muy baratos. 10 dólares que tienes que depositar en una caja y llenar un formulario tu mismo con los datos.

07_alaska_wrangell

07_alaska_foc

Nos pasamos un buen rato intentando encender el fuego para hacer la cena. Pero tenemos que decir la verdad, no somos capaces de mantener la llama! Y lo hemos intentado, eh? Finalmente hemos de cocinar dentro de la caravana… Hoy se esperaba una noche muy buena para la formación de auroras, pero finalmente el cielo se ha tapado. Y para ser sinceros, en el bosque, de noche, se oyen un montón de ruidos que no sabes muy bien de dónde vienen… (Sí, un poco cobardes lo somos, jejeje!).

Clica para ver el resumen de la ruta por Alaska

Clica para ver todas las entradas sobre Alaska

Anuncios

Join the conversation! 4 Comments

  1. carai! En aquesta etapa teniu de tot: fatiga, mosquits, pare noël, paisatges bonics,… quines aventures. He vist el senyal del ren i recordo que quan vaig ser per la zona sempre te’n trobaves pel camí. N’heu vist ja, vosaltres? I vaja… això del foc, es fa el que es pot, oi? he he. No sou cagats. Amb aquests sorolls estranys jo també tindria cangueli, i la majoria, diria!!! Que continueu tan bé com sempre! Fins aviat!

    Responder
    • Marina, hem vist de rens o cariboos però de lluny. Encara no se’ns ha creuat cap per la carretera (de fet potser millor, perquè els bitxos són enormes).
      Ens passen un munt de coses, i semblen moltes més perquè fem un resum amb les anècdotes divertides. Per sortencara no ens ha passat res de dolent.
      Ah! I és veritat, tu havies viscut una temporada als USA, no? Vas voltar per Alaska??
      Una abraçada

      Responder
  2. Ooohhh! Aquestes mosques es veu que també estan per la zona de Maine i tothom ens va avisar que eren terribles i t’amargaven les excursions. Per sort, aquest any anaven tard i al juny encara no havien arribat.
    I això dels sorolls del bosc, també ho entenc. Vaja, jo no surto de l’autocaravana en tota la nit, ni per anar al lavabo!

    Responder
    • Ja,ja,ja. Doncs per fer fotos a les aurores boreals ja et dic que vaig estar una bona estona a les fosques i al bosc. Però l’espectacle és tan gran que no hi penses en res més.
      I això de les mosques és només quan ens apropem a rius i llacs. Però gairebé sempre som per zones de muntanya.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About BonaVida

Ens encanta viatjar, la fotografia, la cuina... i la bona vida! I de postres: compartir-ho amb tothom!!!! www.bonavida.cat Nos encanta viajar, la fotografía, la cocina ... ¡y la buena vida! Y de postres: ¡compartirlo con todo el mundo! www.salydescubre.com

Categoría

Alaska