Frío, mucho frío es lo que nos encontramos sólo bajar del avión a la ciudad de Berlín. Normal, siendo el mes de diciembre! Visitar una gran ciudad europea para estas fechas navideñas puede crear un recuerdo muy diferente de un lugar. Ni más bonito ni más feo: diferente. Y decimos diferente porqué, tal como ocurrió en la capital alemana, las calles y su gente están inmersos en la época del cambio de año. De hecho, nos habría encantado ver nevar, ya que, si Berlín nos pareció preciosa, verla cubierta de blanco debe ser especial…

Souvenirs berlineses

Esta entrada es para hablar de la ciudad, de sus calles, sus edificios y monumentos. Pasear por la elegante plaza Pariser, donde se encuentra la Puerta de Brandemburgo es sinónimo de encontrarse un árbol de Navidad gigante. Lo mismo ocurre en el mítico Checkpoint Charlie, en la calle Friedrichstrasse. El más famoso paso fronterizo del Muro debe compartir espacio con un enorme árbol lleno de luces. La lista es interminable. Las avenidas y calles más famosas, como el Bulevar Unter den Linden son decorados con artículos de Navidad y, tal como explicábamos en otra entrada del blog, los Mercados Navideños son visita obligatoria.

La diosa de la Victoria conduce la cuádriga sobre la Puerta de Brandemburg

El paso fronterero de Check Point Charlie separaba las dos alemanias

 

Esto hace que la ciudad, uno de los destinos más visitados de Europa, todavía brille más. Cualquier punto de interés que nos haga descubrir esta ciudad será ampliamente recompensado. Tanto si queremos ver museos (su isla de los museos “museumsinsel” es única), como arquitectura (los más prestigiosos arquitectos del mundo tienen algún proyecto suyo en la ciudad), como revivir buena parte de la historia más importante del Viejo Continente, Berlín es la ciudad adecuada.

Tras la caída del Muro y la reunificación, muchas plazas y barrios han reavivado con gran fuerza y ​​energía. La Postdamer Platz, con su moderno edificio Sony, o la Kurfürstendamm, una de las avenidas comerciales más animadas, son un ejemplo.

En Alexanderplatz, o “Alex”, como la conecen los berlineses, encontramos el famoso reloj con las horas de todo el mundo “Weltzeituhr”

Y como decíamos, la historia está presente en cada rincón. Existen muchos museos, como el DDR (Karl-Liebknecht, 1) que recrea el ambiente de la Alemania del Este, o exposiciones a la calle para recordar el trazado del Muro. Berlín tampoco olvida su pasado, y encontramos monumentos que en lo recuerda. Como el Monumento al Holocausto (Denkmal für die ermordeten Juden Europas) formado por 2.711 bloques de hormigón, que recrean un cementerio y son un homenaje al exterminio de la comunidad judía en manos de los nazis.

El Monumento a los judíos de Europa asesinados es un laberinto hecho con bloques de hormigón.

Y queremos terminar con un consejo para ver uno de los lugares más visitados de toda la ciudad, la cúpula del Reichstag, el Parlamento Alemán. Diseñada por Sir Norman Foster, se ha convertido en todo un símbolo, y esto ha hecho necesario reservar día y hora para subir hasta arriba. Si sabe con certeza las fechas de su visita a Berlín, reserva hora con toda la antelación que sea posible, ya que incluso en época de temporada baja, muchísima gente tiene la misma idea. Y no basta con entrar en la web y apuntarse ciertos días, sino que hay que esperar a recibir un mail de confirmación. Después de ver como mucha gente se le negaba la entrada, por no saber ni siquiera que debían reservar, nosotros no pudimos evitar una leve sonrisa para cumplir con los trámites. Pero lo que no esperábamos es que nos comunicaran, como si fuera una reserva de restaurante, que no estábamos en la lista del día, ya que lo que nosotros llevábamos era simplemente una pre-reserva. La cara de tontos que se nos quedó fue monumental!

El Reichstag y su moderna cúpula. Es la sede del “Bundestag”, el Parlamento alemán

Aún así, siempre es bueno dejar lugares para ver de una bonita ciudad. Así seguro que tarde o temprano tendremos una excusa para volverla a visitar!

Clica para ver todos los artículos sobre Berlín

– “El Muro de Berlín”

– “Los berlineses y las ventanas de las cafeterías”

– “La Torre de TV berlinesa”

– “El ampelmann y la Alemania del Este”

– “El Pergamonmuseum”

– “Los mercados navideños en Berlín”

 

Anuncios

Join the conversation! 5 Comments

  1. […] Diari del Japó RSS ← Esperant la neu a Berlín. La ciutat. […]

    Responder
  2. […] Retroenllaç: Esperant la neu a Berlín. La ciutat. « Diari de la bona vida […]

    Responder
  3. […] entre el riu Spree i el canal Kupfergraben, a la ciutat de Berlín, trobem la Illa dels Museus (Museumsinsel), que acull el complex museístic més divers del món. […]

    Responder
  4. […] El Pergamonmuseum La Torre de Televisió Berlinesa Els berlinesos i les finestres de les cafeteries Esperant la neu a Berlín Els mercats nadalencs de Berlín ComparteixFacebookEmailTumblr […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About BonaVida

Ens encanta viatjar, la fotografia, la cuina... i la bona vida! I de postres: compartir-ho amb tothom!!!! www.bonavida.cat Nos encanta viajar, la fotografía, la cocina ... ¡y la buena vida! Y de postres: ¡compartirlo con todo el mundo! www.salydescubre.com

Categoría

Berlín

Etiquetas

, , ,